Publicado en Poesía

Escaldada

¿Cómo pudiste exponer mi alma a las hienas del mundo y hacer de mi humanidad un espectáculo burlesco?

Escuchaste, atento, mi alma desnuda. Perdonando, una a una, mis debilidades… Y ¡Yo! Inocente de tus actos, postré a tus pies mi corazón como si fuera ofrenda a tu amor.

Ahora, dejas mi vida al descubierto exponiendo cada secreto. Mis palabras no tienen peso ante tanto dolor.

¡Quedó mi cuerpo al escrutinio público!

¿Dónde quedó mi dignidad?

¿Dónde quedó la confianza que nos unía?

…¿Acaso tú… Después de oírme… después de amarme… después de usarme. Creíste que mi cuerpo es carroña para los buitres?

¿Dónde quedó mi dignidad. Que hoy, a pesar de estar herida, nunca puse a tu nombre mancha alguna que permitiera al mundo disminuir mi condena?

Jag

Anuncios
Publicado en Poesía

En la noche

Y en la noche nuestras almas, silenciosas, recuperan los instantes que se pierden cuando necios pretendemos convencernos de poder vivir en nuestra distancia.

¡Maldita distancia! Que nos priva de tenernos, alimenta nuestros deseos, nos condena a esperarnos y nos enseña que sólo cuando hayan sanado todas las heridas podremos exigirle al mundo nuestra felicidad.

Jag

Publicado en Letras muertas, Un poco de Fe

Incertidumbre

¿Dónde está mi fe?

¿Dónde dejé el alma esa mañana que salí corriendo de mis culpas y me entregué al azar del camino?

¿Dónde está mi fe?

¿Porqué mi alma hoy se ha vuelto dura y siento ausencia de corazón?…

¿Porqué hoy ya no quedan vestigios de fe en lo recóndito de mi?…

Jag

Publicado en Letras muertas

No necesito de ti

Aunque me falte el aire y pierda mis fuerzas sé vivir sin ti. Tú hiciste lo mismo cuando decidiste partir y como ves aún respiras… hemos lastimado el amor que nos unía y él no sabe vivir así.

Yo, tal vez, te amé demasiado -sentir morir- y le acompañé en su tumba hasta secar mi corazón y hasta perder conciencia. Desperté solo, sin recuerdos.

Trato de convencerme, eso pretendo.

El amor cuando es del alma  nunca se olvida. Pero el alma se hace fuerte a causa del corazón y aprende a vivir consigo misma; a causa del corazón son mis males, pero gracias a él descubrí el amor.

Todos aprendemos de alguna manera y las lecciones de la vida pueden ser duras, más las del amor. Ahora sé que puedo vivir sin ti y que puedo amar de nuevo sin medida. He aprendido a confiar de nuevo, a empezar de nuevo.

Espero que tu camino sufra menos tropiezos, mi alma aprendió a perdonar, espero igual sea en tu destino.

Jag

Publicado en Poesía

Tú, como siempre

Tú, como siempre, con la distancia que me permites sólo para admirarte, para dejarme a merced de tus encantos, para cegarme…

Tú, cómo siempre silenciosa. Como las horas que preceden el amanecer, dejando mi alma a la expectativa de ver tu rostro izarse sobre mi horizonte.

Tú, como siempre arriesgada. Anteponiendo tus placeres a los míos, incitando mis labios a besarte y guiando mi mano entorno a tu cintura.

Tú, como siempre fuerte, voluntariosa, suspicaz, inconforme y segura. Haciéndome creer que guío tus pasos cuando eres tú quien conoce el camino.

Tú, como siempre hermosa.

Con esa mirada profunda y la sonrisa pícara que te hace tan seductora.

Tú, como siempre, tú



jag