Publicado en Poesía, Un poco de Fe

Pasos

Hace pocos años los vi correr por este mismo sendero, se escondían unos de otros hasta llegada la tarde, luego corrían a casa con sus pantalones arremangados y las camisas por fuera.

A lo único que le temían era a mamá.
Le hacían más caso al latir del perro que al fuete del viejo.

Se dejaban llevar por el sonido del viento entre la maleza y no quedaba fruta sin probar.

Cuando volvieron; llevaban botas y habían dejado su infancia en el lodazal de sangre que dejó la última incursión.

Ahora, miden sus pasos entre las minas y se esconden todo el día, le temen a viento y al latir del perro, jugar a las escondidas les regala un minuto más de vida.

…La luna palidece tras las ráfagas de fuego. Los árboles dejan caer sus ramas en señal de rendición. El río se tiñe con sabia de inocentes y la tierra se abona de tiernos cadáveres.

Jag

Anuncios
Publicado en Letras muertas, Poesía, Un poco de Fe

Perenne

Me quedé plantado, mis pies echaron raíces. Largas y gruesas raíces cocidas al suelo; profundas, buscando vida millas abajo.

Me quedé plantado. Burda corteza, mancillada por los años. Iniciales borrosas de antiguos amores grabados a puñal hasta fluir la sabia, lágrimas de alma para promesas rotas.

Me quedé plantado, sobraron brazos para hacerse ramas. Ramas enarboladas, unas implorando al cielo, otras guardando abrazos, otras tantas diciendo adiós. Todas vestidas de otoño y con la forma del viento.

Me quedé plantado, árbol de siempre. Antes de tu tiempo, posterior a tu olvido. Dando fruto después de la sequía, albergando vida en épocas difíciles, de cara al viento para proteger la mansa paloma que busca nido o la cruel rapiña que clava sus garras para lanzarse al viento.

Me quedé plantado…

Jag.

Publicado en Hijas, Poesía, Un poco de Fe

Hogar Dulce Hogar

Lléname de tu calor que mi corazón está frío, gruesos muros de concreto resguardando de la intemperie a tu familia.

Llena mi vacío,
el espacio,
mis rincones…

 

Fluyen las sonrisas entre juegos y juguetes, en la magia de saltar sobre la cama.

Llena mis paredes,
mis ventanas,
de rayones,
de miradas,
manitas pintadas en el corazón.

 

Dulce descanso que tengo en tu compañía, cuando se encierran todos para jugar escondidas,
cuando se duerme los niños junto a la escalera,
cuando llueve sin tregua,
cuando pasas la noche en vela,
porque la esperas,
porque te esperan.

 

Hogar dulce hogar,
para descansar tus penas,
para compartir en familia,
para cambiar la cara que te pesa tras el día.

 

Hogar dulce hogar que lo creas mientras crías,
que te queda cuando todos se marchan para hacer sus vidas.

 

Lléname de tu calor que mi corazón está frío, llénate de mi calor cuando sientas frío.

 

Jag

Publicado en Poesía, Un poco de Fe

Soneto a priori

 

Impropio es mi fallido intento

de combinar los versos en métrica

exacta a fe de mi pensamiento.

Con cada verso mi mente claudica.

 

Y no puede más mi mordaz tormento

que dejar volar la imaginación

demente, que fugaz por un momento

quita de mí inviolable comprensión.

 

Más que voz y sentimiento, el verso

es la medida escasa del alma

que no satisface su universo.

 

Sí con métrica pretendo definir

un sentimiento, causo la perfidia

de ver en estrofa el verso morir.

 

Jag

Publicado en Letras muertas, Poesía

Refugio

 

Como un virus que penetra por entre los laberintos de mi mente, anidándose en los baldíos donde no entra el sol. Expandiéndose por ínfimos lugares hasta llenarlo todo.

Como plaga devastando todo a su paso, que se alimenta de sí misma, de sus propios desechos. Que crece sin medida y se atiborra, inerme, putrefacta.

Lugares de sombras que alimentan mis bajas intensiones de engendrar maldad. Lugares inexplorados, de habitantes extraños. Seres ilusorios de quienes no esperas nada bueno.

Éste es el último refugio que me esconde de mí mismo, que me asfixia y me consume lo suficiente para mantenerme en este estado vegetativo.

 

Olvida mi nombre y mis palabras,

me quedo con mi taza de café esperando que escampe.

Olvida los sueños y las promesas,

no puedo detener tu borrasca.

Jag