Publicado en Poesía, Un poco de Fe

Ira

 

Una dosis de veneno,
un bala de recuerdo,
puñal que desgarra mi alma como desollándome en vida…

…Así son los recuerdos desde tu partida.

 

Fuego despiadado que arrasa los vestigios de amor,
condena eterna,
tortura a muerte sin llegar a ella…

…Así son los días desde que no te tengo.

 

Maldita inconsciencia la que me mantiene vivo,
maldito camino que recorro sonámbulo,
maldita miseria vivir esta vida.

…Perdí la cordura sin darme cuenta, no tengo aliento para seguir vivo.

 

Jag

Publicado en Poesía

Beso Francés


Comparte tu boca junto a la mía, que sean mis besos miga de pan y tus labios los que se guían, pierde el sendero que sigues a tientas para encontrarlo discreto con tu lengua.

Dame de tu boca, de besos sedienta, mientras que huyo y rehuyo de tus labios con mi lengua. Dame tus besos sensuales que colman de placer nuestros sentidos, que yo te responderé con los labios míos.

Toma mis labios que mueren por los tuyos; lento y sin prisa, tenemos una vida para disfrutarnos, hagamos de nosotros devotos a un beso que cada vez sea más intenso.

Aprendo tu lenguaje en cada lección, aprendo del ritmo que musitas con suspiros; exploro el deseo que nos une. Aprende mis señales, que entre más te beso más nos reconforta.

Toma mis labios, de ti enamorados, por el beso que nos ciega mientras se desliza sensual nuestro deseo. Abre tu boca que a mi lengua clama, cierra tus ojos y cae en desenfreno, mientras nuestros cuerpos responden al placer de besarnos.

Jag

Publicado en Letras muertas, Poesía

Hermética

 

Refundes la mirada en tu mundo incomprensible, buscando respuesta al agobio de tu alma. Incógnitas que se extienden desde tu corazón atribulado hasta más allá de la niebla que ciega tus ojos.

Yo no puedo más que secar las dudas que se represan en tus párpados…

y aun así, fluye tu lamento.

Sellas tus labios tratando de callar el dolor que nace en tu alma. Un intento infructuoso que se escapa con cada sollozo, con cada suspiro que se desprende desde el fondo de tu pecho.

Yo no sé más que repetir frases de consuelo…

y no alivio tu tormento.

Llevas el mundo a cuestas, arrastrando más carga de la que soporta tu cuerpo. Huesos quebrantados de tanto hacer frente a los golpes de la vida. Llagas abiertas sin tiempo para sanar.

Yo no puedo más que vendar tus heridas…

y no soy más que un simple paliativo.

…Te aferras a mí para encontrar en mi pecho donde posar tu mejilla y detener el cauce de tus lágrimas. Buscas en mis brazos el sostén de tu cuerpo agotado y en mis palabras el silencio que enmudece tus labios.

…Yo no puedo hacer más que extender mis manos abiertas para sostener tu corazón…

y no es suficiente.

…Vienes a mí en busca de refugio, hasta secar tus lágrimas, hasta sanar tus heridas, hasta fortalecer tus alas, hasta saciar tu sed, hasta gritar tu alma, hasta reencontrar tu camino…

…Yo no puedo más que esperarte siempre…
…Yo no puedo más que aguardar paciente…

…Nunca has dejado que cuide de ti…

Jag

 

Publicado en Poesía, Un poco de Fe

Aún ahora…

 

 

Me gusta refundir la mirada entre los nubarrones buscando un poco de luz. Aspirar la brisa que baja de la montaña y moja mi rostro cada fría mañana.

Buscar entre sombras ojos taciturnos que reflejen los míos…

…Me gusta esperar que amanezca para descansar mi alma…


Me cuesta creer que me aferro al mundo; aún ahora que me haces parecer que no existe.

Jag