Publicado en Poesía

A mi padre

Llevas el mundo a cuestas con un silencio imperturbable y ajeno, atrás quedó el brío de tu alma y poco a poco desdibujas la imagen de luchador por esta faceta de conformidad.

Me es difícil saber de ti. Mis recuerdos son borrosos y con grandes vacíos gracias a tus ausencias y mis pocas ganas por estar allí. Pintados por trozos de memoria salvados al azar de entre viejas fotos, frases de mamá, de familia y amigos que se quedaron con nosotros.

Y trato de reconstruir una historia creíble con todo tu silencio. Trato de leer las señales que grabó el tiempo en tu rostro, haciendo traducciones de un lenguaje inédito pero que me convence que en definitiva es el tuyo.

Me esfuerzo por entrometerme en la vida propia del que siempre sentí ajeno, conocer el porqué de sus remilgos y sus desaforados actos. Me esfuerzo por acercar de nuevo a mis hermanos a tu conocimiento, pese a tus genios y tu comportamiento huraño.

Descubro en tu rostro tus ojos cansados, ocultos tras los párpados irritados por la amargura que el tiempo ha dejado. Descubro cómo me convierto en ti. Conociendo las causas trató de reparar errores, antes que se calle mi voz o queden ellas sin destino.

Jag

Publicado en Letras muertas, Poesía

Noche

     Descansa el alma bajo el negro cobijo de tu presencia que se extiende por doquier, que me calma y me deja dormir eterno en tu frío penetrante; soñar efímero hasta sanar mis heridas, hasta que mi dolor desaparezca.

     Agobiado por el día que me llena de recuerdos, de frases huecas de huecas mentes… de carreras incesantes que no conducen a nada en compañía de extraños que corren tras sus sueños.

     Vuelve pronto a mi vacío que llenas con tu silencio, borra de mis ojos el horizonte que trato de alcanzar inútilmente cada día. ¿Porqué no te haces eterna?, ¿porqué no me dejas en tus dominios?

     Vuelve que te espero con premura, que mis fuerzas ya no duran todo un día, que mis metas se perdieron entre falsas ilusiones. Tómame entre tu mundo que no pretendo liberarme, refunde mi mente hasta que mi cuerpo sane.

Jag

Publicado en Letras muertas, Poesía

Adicto

Déjame disfrutar de esta alegría que es sólo mía, aunque el mundo esté con mil pesares, esta adicción a la euforia es incontenible.

Sabes que no es mi vicio, aunque la haya probado muchas veces, soy reincidente de los placeres que ya he olvidado, esta adicción es inevitable.

No procures rehabilitarme que no pretendo abandonarla, hay más placer en este instante de ensueño que en las migas que recojo en mis días de amargura.

Vicio inexorable, inexpugnable

No pretendo desintoxicarme de este que puede ser el veneno más dulce que corre por mis venas.

Jag