Publicado en Poesía

Lamento

…Sin espacio para el perdón.

 

Llueve… y de mis ojos ruedan lágrimas.

Como si fuesen esperanzas que se descuelgan del olvido.

…llueve… y mis manos con heridas, lastimadas… resquebrajadas; piel empuñando la desilusión.

 

Ahora siento que se desploma mi existencia.

Como barro en la pared, lavado por nuestra sangre.

…y mi llanto es más que el tuyo… mis lamentos… de muerte; mi vivir un eterno desconsuelo.

 

Y lloro… lloro como un padre en potencia.

Como una madre cuando pierde un hijo.

Como un hijo sin guía.

 

…Dime sí fui querido… para morir en paz conmigo.

 

¿Es qué sólo de ti puedo recibir desprecio?

¡Bastante tengo con saber quién soy y que te he hecho!

…Ya de nada sirve llorar, ni siquiera arrastrarme entre las migajas de tu amor  provocaría tu asco.

Jag

Publicado en Letras muertas, Poesía

Desahuciada

Me acostumbré tanto a ti y tus cosas que hoy no salgo del asombro por todo lo que nos distancia, dependo de ti y no sé cómo he vivido sin el aliento que por mi tomabas, sé que no he vivido desde tu partida, lo sé porque mis días no conocen el sol.

          …Ya no hay latidos en mi corazón.

Mi belleza se fue en tus ojos, mi voz en tus oídos, mis recuerdos en tu memoria, mi vida en tu alma… Y queda en mí, mi poca estima, lugares áridos donde no prospera nada, absoluto silencio que envenena, días que se tiñen de negro muerte.

          …Ya no hay fuerza en mi espíritu.

Mi mundo es un caos de soledad y muerte, anestesiada por tus recuerdos dejo a un lado mi vida y deambulo por el mundo en este cascarón de huesos, prueba viva de mi pena y mi condena.

          …Ya no queda a quién rescatar.

Fue fácil darme por muerta, mi vida se fue contigo; fue fácil darle la espalda al mundo, nunca arriesgue por mí; es más fácil darme por vencida que recordar el tiempo en que vivía sin ti.

          …Mis lágrimas alientan tu partida.

Jag

Publicado en Poesía

Fragilidad.

image

FRAGILIDAD

 

Frágil. Abandono mi cuerpo lacerado por los males de este mundo, lo dejo antes que mancille mi alma y se pierda en el limbo.

Frágil. Emana mi vida por entre mis pupilas que filtran los últimos destellos de luz, para dejarme inmersa en la obscuridad. Aferrada al lánguido recuerdo de mi cuerpo.

Frágil. Desnuda mi alma se desvanece en la soledad, sustentada por el tibio abrazo del mensajero alado que me arrebata de la vida.

Frágil. Con mis obras y tribulaciones a cuestas para ser juzgada en procura de un espacio en el Libro de la Vida.

Frágil ante el último abrazo de la muerte que consuela mi alma en el silencio eterno… Sin límites… Sin tiempo…

Jag.

Publicado en Poesía

Eres tú

Eres blanca y pura como la luz del día, dulce y serena como la más bella de las primaveras.

Tus indefinibles ojos brillan incitando a la pasión y el dulce néctar de tus labios incita al amor.

El simple roce de mis manos en la finura de tu piel enternece la más dura e intima fibra de mi ser.

Tu cabello negro como la noche, cae sobre tu espalda cual inmaculada cascada que irrumpe entre las rocas.

Y eres tú quien despierta mi agonía y con tierna mirada colmas mi vida de alegría.

Y será a ti mi canto en la intimidad de la noche y será a ti mi grito en medio de la gente.

Eres tú quien despierta lo que ha dormido el tiempo, eres tú quien alivia todo mal del corazón.

Porque sin lugar a dudas eres y serás tú: la vela que ilumina la cara oscura de mi vida.

Jag