Publicado en Poesía

Prisioneros

Vienes a mi sendero buscando amor, ofreciendo amor. Y me pierdo en el intenso de tus ojos jugando el juego que quieres perder.

Amándote en silencio, preámbulo de desenfreno, locura que nos envuelve en lo más puro del amor. Haciéndome dudar sobre a quién quiero más; sobre cuánto quieres entregar.

Apaciguas tu deseo en tus inquietudes, buscando motivo para quedarte un poco más. Ocultas tus temores tras tu sonrisa insinuante, apartando tu alma de la razón.

Besos que hablan por nosotros un lenguaje lento y detallado. Caricias discretas que se juntan y se pierden, más allá del cuerpo, más allá del alma. Paraíso de ensueño donde encontramos uno a uno nuestros secretos… nuestros sentidos.

Y somos prisioneros por la fuerza y a nuestra voluntad. Negando besos para recibir “te quieros”, esquivando miradas para perder el camino, guardando silencio para vernos furtivos.

Jag

Anuncios