Publicado en Letras muertas, Poesía, Un poco de Fe

Aprender… Amar…

¡Detente!, toma un respiro; está carrera infructuosa que pretendes continuar con tal de huirle al amor, no tiene sentido.

¡Detente!, toma un respiro; nada obtienes con blindar tu corazón a los sentimientos, terminarán haciendo daño.

Este juego arreglado para tu beneficio igual desgasta y no hay mérito en proteger a otros de tus pasiones; terminar cansado y solo. Al final has perdido.

La vida es la suma de todas tus batallas.

¿Para qué un corazón tan duro donde no nacen sentimientos?

 

Jag

Anuncios
Publicado en Poesía, Un poco de Fe

Gente

 

Yo también soy gente que protesta sin darse cuenta, con pasos firmes sin mirar a nadie, con rostros fuertes e imperturbables, que no dicen una palabra porque no saben la correcta.

Gente que se encierra en su mundo al salir de casa, que se blinda contra todo y todos, que se defiende de la calle o el trabajo porque los consume, porque corren por sus vidas en la selva de concreto.

Gente que protesta sin darse cuenta que somos miles en la misma causa, universos activos que se fruncen y lastiman cada mañana que abandonan el resguardo del hogar.

Gente que protesta con hombros cansados, con manos ásperas, con pies pesados… Con almas desprotegidas y pasivas que se esconden de la indiferencia del mundo.

Yo también soy gente que madruga para ganarle un segundo al tiempo, para dejar los hijos en el colegio, para correrle al transmilenio, para hacer la cena, para verme con ella, para hacer la vida y salir de la jaula.

Gente que protesta sin darse cuenta que cada noche corre presuroso a casa, al calor de los suyos, gente que viviendo su vida reprende al mundo que lo absorbe.

Jag

 

Publicado en Poesía, Un poco de Fe

Calma

Quiero entregar mi corazón, mi alma y mi destino, al fiel y reposado sendero del Altísimo que no admite mis pecados y me salva por mi fe y mis obras…

¿Y dónde quedará mi naturaleza humana y el libre albedrío?

Quisiera un lavado cerebral para despertar sin mancha, sin preceptos que me inclinen a mis ya marcadas decisiones; desconectar de una vez por todas mi inconsciente de la razón…

¿Y la experiencia dónde queda?

O tal vez una hipnosis profunda para inhibir prejuicios, para desvincular traumas de mi deteriorada psique, para inocular los cuestionables valores morales que rigen nuestra sociedad…

¿Y la conducta heredada, los valores familiares, dónde quedan?

Todo queda en un despertar y amanecer nuevo, con vigor y determinación. La consigna grabada en la mente y el compromiso de ser fiel a mí mismo.

Jag

Publicado en Letras muertas, Poesía

Amanecer junto a ti

 

Una taza de café caliente, mañana fría.
Mi mano reposando sobre tu vientre, tibio.
Tu sonrisa serena, sueño de ángeles.
Al abrigo de un nuevo día, juntos.

 

Atrás queda el cansancio del día, el correr de la gente que me aleja de ti. Las mil labores que entretienen mi mente y hacen de tu recuerdo la esperanza por verte pronto. Atrás queda el desaliento, queda el mundo.

 

Un beso desde al alma, sin palabras.
Un abrazo protector que reconforta.
Tu sonrisa que me guía a la calma.
Siempre juntos cuando llega la noche.

 

Nace la paz de nuestros mejores deseos, alimento del alma y cuerpo, nacen de ti y de mí los mejores momentos. Nos aislamos del mundo para vivir el nuestro, paraíso eterno donde vivimos plenos.

… Y cuando callas tú alma para retomar tus sueños, reposo mi ceño sobre tu pecho… Y entre el silencio… Despierto en tu lecho, siempre de madrugada.

Jag