Publicado en Letras muertas, Poesía

Le amas demasiado.

Una llamada no es olvido y muchas no son amor. Por el contrario, una puede ser píldora de alegría y muchas exceso de control. Tal vez le amas demasiado y te acostumbraste a no llamarlo porque siempre está ocupado.

Le amas demasiado y ves en sus desaire el cansancio del día, sin notar la distancia que su silencio crea. Te acostumbraste al “yo también” después de tu “te amo“.

Tal vez le amas demasiado y has dejado de ser tú para convertirte en su ideal. Callas tus temores por miedo a alejarlo y escuchas sus motivos sin notar que son excusas sin razón.
No comprendes que los disgustos no siempre se solucionan en la cama y que muchos pueden ser un velo que oculta algo mayor que desconoces o pretendes evadir susurrando un “perdón” que no te pertenece.

Puede ser que le amas demasiado y no entiendes las razones que te da el mundo, sigues cegada por el amor.

Jag

Anuncios

Autor:

Soy un pasajero más de este mundo de información, adicto a las palabras y a la búsqueda incesante de información. Un hobby que me convierte poco a poco en un bit más...

3 comentarios sobre “Le amas demasiado.

Tus aportes enriquecen este sitio.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s