Publicado en Hijas, Poesía, Un poco de Fe

¡Realmente soy un mal padre!

Soñaste un hombre hecho a mi medida y te recordé cuán imperfecto soy.

 

     Por desvelarme cuando estabas en el vientre de tu madre y arrullarte con canciones que hablaban de ti. Por velar las noches en las cuales el temor te invadía o aquellas donde la tristeza del desamor llenaba tu alma. Por arrullarte en mi pecho hasta verte dormir.

     Por consentir pataletas y mimarte demasiado. Por ser tu marioneta cuando jugabas, ¡no sé qué cosas!, o ser tu lienzo cuando conociste el maquillaje. Un mal padre que te hizo princesa del reino que habías creado y cumplió tus caprichos y ¡pagó las consecuencias!

     ¡No tengo excusa!, ¡soy un mal padre!, ya que te llevé en hombros aún cuando eras mucho peso para mí, te tomé de la mano camino al colegio y te hice ruborizar en presencia de tus amigas al despedirme de beso y persignarte. Por hacer promesas que no entendías y hablar de mil extremos que nunca sucedieron. Por tratarte como amiga y dejarte gobernar por un día.

     Un mal padre que se preocupó por saber dónde y con quién estabas y te espero hasta tarde cuando no llamabas. Que guardaba silencio cuando nuestras actitudes lastimaban y se adaptó a los cambios que traía tu crecer cada mañana.

     Aún cuando te aconsejé en el amor y moría de envidia, juzgué a tus pretendientes con un ras que no darían; fui tu paño de lágrimas, fingiendo ser de acero, incluso, cuando estaba roto por dentro.

     …¡Realmente soy un mal padre! Justifiqué mi amor a expensas de una discusión. Creé tormentas en un vaso de agua. ¡Grité! con desespero cuando veías inocente el mundo. Te dejé caer para fortalecer tu estima y esquivé mis lágrimas al sentirte herida. Por ponerle el pecho a las tormentas y mantenerte resguardada.

          …Por verte siempre como niña aún cuando ya eras abuela.

Jag

Anuncios

Autor:

Soy un pasajero más de este mundo de información, adicto a las palabras y a la búsqueda incesante de información. Un hobby que me convierte poco a poco en un bit más...

16 comentarios sobre “¡Realmente soy un mal padre!

  1. Eres el mejor, eso no lo pongo en duda.
    Gracias por ser mi padre y amigo, me enseñaste de la mejor forma y si hubo errores no te culpo… A fin de cuentas, es tu primera vez siendo padre y mi primera vez siendo hija….

    Te amo 😘😘😘

    Le gusta a 2 personas

  2. Jag, me has hecho llorar. Todo eso que has dicho, lo habría pensado mi padre, aunque no lo sabía escribir tan bonito. Tú eres un papito tan bueno como él, estoy segura. Y perdona, pero es que para mí, la medida de un padre la hizo el mío. Dios te bendiga mucho, porque a través de tus escritos, y hace rato que te sigo, sé que eres un padre grande, grande, como lo fue el mío. Besos, de una hija agradecida.

    Le gusta a 1 persona

  3. Wow Jagxs… que belleza!
    Tu corazón es padre es hermoso. ..
    Todos los que tenemos hijos nos sentimos identificados con tan sublimes letras.
    Gracias por compartirlas

    De esas en que me siento una “mala madre”, bueno, de esas.

    Un gran abrazo fraterno!

    Me gusta

  4. Es hermoso, pasan los años y siempre estoy haciendo un juicio sobre mi desempeño en la crianza de mis hijos, he lagrimeado ,llegas al alma… Cometemos errores sin querer, y por bien que lo hagamos al final algo queda faltando. Yo creo que lo mas importante es que no les quede duda que los amamos. Muchas gracias

    Le gusta a 1 persona

Tus aportes enriquecen este sitio.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s