Publicado en Letras muertas, Poesía

Partir

Ayer pasé por aquí, por el filo hediondo de la vida.
El umbral obsceno de las falacias de este mundo y del otro.

Ayer pasé. Con el olor a vida exudando en mi piel, con el miedo convertido en orgullo, derrochando mi paso con alevosía antes del tiempo en que cumpla mi inaplazable cita.

…Y me vieron a los ojos, cada uno desde su mórbido lugar, lejos de sí.
…Y no dijeron más allá de su vacío, de su pálido blanco.
…Y disfrutaron de mi aroma, vivo y tibio, halo de tibieza en su gélido recinto.

Seres silenciosos de mirada pasiva, que cuentan su historia, sin pudor alguno, en cada pliegue de su rostro; en el despojo que dejaron cuando se liberó su alma.

Hoy estoy aquí, en el filo hediondo de la muerte, en el umbral de lo desconocido. Atrás quedaron mis angustias y mi incesante esfuerzo por sentirme vivo. Hoy estoy aquí junto al saco de huesos que maltraté sin compasión, con la mirada impávida y pérdida donde todo trasciende.

Jag.

Anuncios

Autor:

Soy un pasajero más de este mundo de información, adicto a las palabras y a la búsqueda incesante de información. Un hobby que me convierte poco a poco en un bit más...

7 comentarios sobre “Partir

Tus aportes enriquecen este sitio.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s