Publicado en Hijas, Poesía, Un poco de Fe

Duele tenerte

El ocaso se acerca pronto, voraz sobre el horizonte. Los días de encumbrado sol ahora son un recuerdo apacible, incluso el mundo silenció su voz para dar paso a la espera.

Mis pasos son cautos, a la expectativa de los tuyos; he tomado mi destino a voluntad para hacerlo símil al tuyo, como reflejo sobre el agua que cambia con tu aura, así como se adapta el mundo al clima.

Disipé la luz que lleva mi alma para que sea tu luz mi guía. Entregué mi bandera a tu causa, para serle fiel a tu consigna; el brío, mi gallardía y mi último aliento van de frente a tu victoria, que son a la postre, mi propia derrota.

Y es que eres el eje de la trama, la tierra en conflicto que juré proteger, mi pertenencia más ajena.

El ocaso se acerca, devorando el mundo. Sigue inclemente doblegándolo todo y se que su paso hará, en mi… estragos.

Pero mi última batalla la daré hasta el alba… Con todas mis fuerza… Hasta mi último aliento… Hasta desligar tu alma de la mía.

…El sol se izará de nuevo, ésta vez sobre tu pecho para dar comienzo a tu propia batalla.

Jag.

Anuncios

Autor:

Soy un pasajero más de este mundo de información, adicto a las palabras y a la búsqueda incesante de información. Un hobby que me convierte poco a poco en un bit más...

Un comentario sobre “Duele tenerte

Tus aportes enriquecen este sitio.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s