Publicado en Poesía

E-Friends.

Recuerdo mis amigos imaginarios con todas sus aventuras. Un universo de sueños que me alejaban del mundo real. Siempre estaban frescos en la memoria con sus ocurrencias y anécdotas que hacían del mundo un lugar confortable y lleno de posibilidades.

Crecí albergando la idea de no abandonar ese mundo de ilusión que me dejaba ser transparente y sincero sin pensar en el qué dirán. Pero poco a poco fueron partiendo y me dejaron inmerso en la realidad.

Ahora, el tiempo ha pasado y creí sucumbir a la realidad. Creí que el mundo mágico había sido sólo el producto de mi inocencia y el impacto con el mundo real. Creí que las posibilidades se habían limitado a los preceptos de la sociedad.

El mundo actual nos permite, a todos aquellos locos, darnos un escape fuera de los lineamientos que diferencian el bien del mal, lo real de lo fantástico, lo efímero de lo eterno. Un escape liberador del cubículo de la oficina y el hastío de una sociedad inconforme, para ser, hacer, decir y compartir con los nuevos amigos imaginarios que han evolucionado, gracias a la red, en ciber-amigos.

Y con ellos nuestros sueños y esperanzas tienen de nuevo un lugar donde surgir. Oídos para ser escuchados, ojos para compartir; seres distantes que sólo buscan un lugar donde anidar y echar raíces. Un mundo que nos permite ver la realidad de otros y equiparar la nuestra. Sin tapujos, sin enmiendas.

Jag.

Anuncios

Autor:

Soy un pasajero más de este mundo de información, adicto a las palabras y a la búsqueda incesante de información. Un hobby que me convierte poco a poco en un bit más...

6 comentarios sobre “E-Friends.

  1. Mi experiencia en cuanto a los amigos virtuales es que la irrealidad alimenta a la realidad … Es por cierto un corolario, algo que he aprendido… Puede resultar muy positivo, aunque con clima adverso en la realidad y frente a la pantalla, altamente nocivo.
    Abrazo, Aquileana 😀

    Le gusta a 1 persona

  2. También tenía amigos imaginarios de niño. Ahora tengo uno roncando en el cuarto de al lado, tan fuerte que no me deja dormir. Por suerte es solo el fin de semana. Prefiero a los de la red…
    🙂
    Un abrazo Jagxs, de un amigo gordo que vive en el Polo Norte y al que no dejan dormir en paz…

    Me gusta

    1. Son cómplices de un mundo manejable a nuestro acomodo, el caso tuyo se soluciona con una cobija para el frío del polo y tapa oídos para evitar al vecino.

      Y bienvenido sea ese e-hug. El brindis (para el frío) si toca en diferido.

      Me gusta

  3. Sí, mis amigos imaginarios eran los mejores y bueno, también eran los únicos ='( … Me parece correcta y entendible tu analogía entre ellos y los amigos por internet (i-friends, amigos virtuales, ciberamistades, etc.). En mi experiencia, pueden llegar a ser maravillosos o terribles. Únicamente palabras y sentimientos generados por éstas forman los lazos de unión, pero ello facilita la posible hipocresía y la mentira. En cambio, los amigos imaginarios eran fieles y honestos y si tuvieron que partir fue porque la sociedad y nuestros padres nos obligaron a hacerlo.

    En fin, ya estoy divagando…

    Me gusta

    1. Tienes razón al exponer que, en realidad, la idoneidad de los e-friends es muy limitada. Poco sabemos de ellos, pero esperar lo mejor es un buen comienzo. Aún en la sociedad que vivimos hay muchos tipos de personas cada una con sus altas y bajas.

      Gracias por comentar knHs.

      Me gusta

Tus aportes enriquecen este sitio.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s