Publicado en Poesía

Cuando estás y no estás.

Gracias amor, por la magia de tus ojos que me demuestra lo feliz que eres conmigo, gracias por los momentos junto a ti que me hacen feliz, gracias por demostrar que nuestro amor está más allá de nuestros sueños.

Anhelo de tus brazos el cobijo y en tus manos la esperanza del amanecer contigo, de no soltarnos cuando llega la noche, de amanecer sin temor a nada, sin ocultar este amor profundo que nos mantiene vivos.

Detener el tiempo para entregar el corazón y el alma, fundirnos en ese instante eterno que nos provee el mundo cuando hacemos el amor, cerrar los ojos para recorrernos con los labios, rozar nuestros cuerpos desnudos en horas de pasión y desenfreno que robamos al mundo siempre como la primera vez.

Gracias por hacerme paciente y esperar creyente en tu regreso matutino, por nuestro sueño y la esperanza que construimos. Por extrañarnos, por enamorarnos, por despertar en la mañana ansiosos de vernos sintiendo el alma morir por la ausencia.

Jag

Anuncios

Autor:

Soy un pasajero más de este mundo de información, adicto a las palabras y a la búsqueda incesante de información. Un hobby que me convierte poco a poco en un bit más...

Tus aportes enriquecen este sitio.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s