Publicado en Poesía

Vida en silencio.

Todo allí era perfecto, cada cosa en su lugar, intacto y eterno como los recuerdos que se alojaban en su mente. Todo con la ansiedad que prosigue a la espera, con las palabras a flor de piel, con la mirada fija en el pórtico de entrada.

Frente a la ventana pasaron el sol, la luna, la lluvia y las estrellas. Ahora, cómplices por tan larga espera, pasan discretas por entre la niebla que deja entrever sus siluetas y así hacen que el tiempo no transcurra a los ojos fijos de aquella que guarda su aliento postrimer a su llegada.

La brasa de aquel amor da vida al entorno; mientras titila en los rincones, se esfuerza por no consumirse, susurrando palabras, flotando recuerdos, fragmentos de vida suspendidos en el tiempo.

Empuñando en sus manos la última caricia, sosteniendo en sus labios el último beso. Cobijada por el abrazo que dejó tras su partida, se olvidó de ella y de su vida. Vivió en la esperanza que da el mañana.

Reservando el último latido en espera de su amado, consumió su tiempo tras la ventana.

En silencio.
Con esperanza.

Esperó tanto por su amado que la muerte pasó sin darse cuenta.

Sin perder de vista la entrada.
Sin soltar de su alma a su amado.

Jag

Anuncios

Autor:

Soy un pasajero más de este mundo de información, adicto a las palabras y a la búsqueda incesante de información. Un hobby que me convierte poco a poco en un bit más...

2 comentarios sobre “Vida en silencio.

Tus aportes enriquecen este sitio.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s