Publicado en Poesía

Te confío

 

No calles el dolor que lleva tu alma. La sonrisa que dibujas en tu rostro desdice de la verdad de tus ojos, un secreto guardado a voces.

No aprisiones tus labios, que tu piel grita con angustia desaforada. No martirices más tu alma… Puedo no ser ayuda pero si consuelo.

Déjame aliviar tu carga, no me apartes de tu lado, no busques protegerme porque al final me haces más daño.

Dime tan sólo una palabra y no permitas que se aloje más dolor en ti.

…Siempre estoy para escucharte.

 

JAG

Anuncios

Autor:

Soy un pasajero más de este mundo de información, adicto a las palabras y a la búsqueda incesante de información. Un hobby que me convierte poco a poco en un bit más...

Tus aportes enriquecen este sitio.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s