Publicado en Poesía

Eróticos

 

En la noche me sumerjo en el fresco de tu cuerpo desnudo, palpando tus caderas y rozando el terciopelo de tus senos. Deslizándome por el tibio de allí donde se enciende tu cuerpo.

 

En la noche el silencio y la oscuridad nos envuelven; susurra el eco de nuestros corazones, que en cada latido, se hacen uno solo, se acrecienta la respiración y tu cuerpo vibra sobre el mío en ritmo ascendente que nos hace uno solo.

 

En la noche tu cuerpo y el mío se funden en sudor y fuego, arden hasta los huesos; un cielo de mil estrellas que colisionan y llueven meteoros que penetran arrasando todo a si paso.

 

…Amanece tu cuerpo agotado, enrollado entre sábanas blancas que secan tu sudor,…y te ves flotar entre nubes… lozana piel y apacible mirada.

 

Y amanezco a tu lado contemplando un ángel, incrédulo de lo vivido, convenciéndome de que no fue un sueño.

…Añorando la noche.

 

 

Jag

Anuncios

Autor:

Soy un pasajero más de este mundo de información, adicto a las palabras y a la búsqueda incesante de información. Un hobby que me convierte poco a poco en un bit más...

Tus aportes enriquecen este sitio.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s