Publicado en Poesía

Consuelo

Yo canto a la doncella que nadie ha de liberar, a la estrella que el sol ha opacado.
Canto al niño de imagen pura, inocente y sana; al infalible reflejo de un rostro en el agua.
 
Canto para quien se ha apagado su luz, por la madre que espera impaciente al hijo, por la esperanza que nunca se ha perdido.
 
Canto por el hombre que busca su libertad.
Canto para dar consuelo a quien ni rastros deja ya, canto al poeta inédito que brilla en la oscuridad.
Canto a la mujer de mis sueños.
Canto cuando estoy sentido.
 
Canto para aliviar mis penas.
¡Canto porque quiero gritar!
 
Canto para incitar a la gente que una su voz a igual compas,
… canto a la doncella que nadie ha de liberar.

Jag

Anuncios

Autor:

Soy un pasajero más de este mundo de información, adicto a las palabras y a la búsqueda incesante de información. Un hobby que me convierte poco a poco en un bit más...

Tus aportes enriquecen este sitio.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s