Publicado en Poesía

En perspectiva

 

No es fácil abrir los ojos y verse solo, con los años encima y media vida echada al traste.

 

¡No puedo olvidar y nacer de nuevo!

¿Cómo renunciar a más de doscientas lunas acompañado?

 

No es fácil ver que mi vida parece no pertenecerme, que el camino se hizo agreste… y ahora, cuando todo parece sin sentido… vislumbrar aquellos dos caminos que había desabrigado, que había inadvertido.

 

Hoy espero haberlos cimentado bien, para que al final sean tan libres y eternos como lo merecen…

…para que al final sea fácil traslucirme en sus riberas…

 

Jag
Anuncios

Autor:

Soy un pasajero más de este mundo de información, adicto a las palabras y a la búsqueda incesante de información. Un hobby que me convierte poco a poco en un bit más...

Tus aportes enriquecen este sitio.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s