Publicado en Letras muertas, Poesía

Un día sin mi…

Desconecté las alarmas para dejar tus carreras, saludé al mundo sin tus ironías, dejé que el tiempo pasara desapercibido.

Abandone tus trastornos compulsivos y dejé que el caos hiciera fiesta, dejé tus reglas para hacer las del mundo, ignore tus preceptos para guiarme por los de los demás.

Escuche otras voces, vi con otros ojos, atendí nuevos valores, pisé la berma, un paso más allá de los limites que me impones. Te lleve la contraria.

No pensé por mí, ni para el mundo, simplemente no pensé, porque es algo que haces con insistencia; no juzgué, ni valoré; no conté los pasos que me distancian de las cosas, ni su simetría.

No dedique horas enteras a devanar el mundo, ni encontrar el porqué de las cosas o el origen de las palabras, y menos, a ponerle un orden estricto a los quehaceres.

Espere que el hambre me doblegara y el cansancio me venciera, me entregue a la noche cuando ésta me pidiera.

No expresé palabra alguna para no caer en tu juego. Dejé de lado el obstinado mundo que habitas.

Jag

Anuncios

Autor:

Soy un pasajero más de este mundo de información, adicto a las palabras y a la búsqueda incesante de información. Un hobby que me convierte poco a poco en un bit más...

Tus aportes enriquecen este sitio.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s